Visitas a la página totales

Buscar en este blog sobre

martes, 1 de abril de 2014

Citroën C3 1.6 16v - Prueba de conducción.


Hoy les traigo la un prueba de un carro que ya tiene sucesor, hace un par de años fue reemplazado por un nuevo modelo, sin embargo es un carro bastante interesante y poco conocido, no hay mucha información al respecto de cómo se comporta en nuestras vías, topografía y condiciones y debido a un mercado del usado donde cada vez los precios se desploman más rápidamente, puede ser una compra interesante en los próximos años. Por eso hoy les vengo a hablar sobre el Citroën C3.

"Es un matrimonio, es para toda la vida"... 
Para los que no lo saben escribo desde Colombia, un país con un mercado de automóviles muy curioso (ya les hablaré de eso en otra entrada), lo cierto es que carros que son famosos en otras partes del mundo acá apenas se venden (como el caso del Corolla, Civic, Golf, etc.), otros que tienen muy buena aceptación en Europa como el Citroën C3 se cuentan con los dedos en nuestras calles y no es raro escuchar comentarios sin fundamento acerca de la reventa, calidad, o costo y disponibilidad de repuestos, comentarios como: "es un matrimonio" o "es para toda la vida", pues vamos, yo les voy a contar un poco más sobre este carro para sacarnos algunos mitos de la cabeza.

Esta prueba como ya les he dicho, es diferente porque se trata de un modelo que conozco desde nuevo y que ya tiene más de 35.000 Km en su cuentakilómetros, suficientes como para hacernos una idea más aterrizada de la calidad del C3.


Historia
Citroën presentó el C3 de primera generación en el año 2002, siguiendo la tendencia en la cual cada nuevo modelo es más grande que el anterior, el C3 creció con respecto al Saxo, de hecho creció tanto que dejó un hueco en la gama que Citroën posteriormente llenaría no con uno, sino con dos nuevos modelos: el C2 y el C1. El salto en cuanto a diseño también fue grande, el Saxo era un carro con un corte más deportivo y compacto, mientras que en el C3 se visualiza un diseño moderno y diferenciador, enfocado más a la habitabilidad o a maximizar el espacio interior.

Citroën C3 2002 y 2006

El C3 de la prueba corresponde a la versión que recibió un facelift o Re-Styling en el 2006, los cambios en el exterior incluyen unas nuevas luces, persiana y búmper frontal; en el interior es donde más se aprecian los cambios pues el tablero cambió de colores y los materiales se perciben de mayor calidad. Citroën también hizo cambios en el chasis para mejorar la seguridad pasiva, esto no es frecuente en los facelift pues los costos de producción se incrementan, sin embargo en este caso fue así y se le agradece a Citroën la preocupación por mejorar este aspecto. (En la siguiente imagen se pueden apreciar los elementos estructurales que cambiaron en el 2006).

Sin embargo, donde mejor se perciben los cambios es en el motor y en los frenos, respecto a su planta de poder se trata de un "viejo conocido", el motor TU5 JP4 del grupo PSA, un 1.6 litros con culata de doble árbol de levas que tiene 109 caballos @ 5750 rpm y 147 Nm de torque @ 4000 rpm, respecto a "viejo conocido": a los fanáticos de PSA les agradará saber que este motor es una evolución de aquel usado en el 205 GTI y similar al que hay debajo del capó de los Peugeot 106 Rallye/Citroën Saxo VTS. Aunque cabe aclarar que durante su proceso "evolutivo" el C3 subió un poco más de 200 Kg y perdió 10 caballos, todo en pro de la seguridad y de la eficiencia, así que ya no va a ser tan rápido como la pareja de cohetes franceses (Saxo VTS y 106 Rallye), pero algo de esos genes quedaron y al tener un motor similar al del mítico "mata gigantes" no va a haber problemas de potencia aquí.


Respecto a los frenos, los primeros C3 comercializados en Colombia (1.4 con 8 válvulas) contaban con frenos de disco adelante y tambor atrás sin ABS, el tacto de los frenos de este modelo era bastante esponjoso y eran faltos de potencia (tanto en los frenos como en el motor). En esta nueva versión Citroën puso un sistema de ABS y no sólo mejoró increíblemente la potencia de frenado, sino que obviamente es un elemento de seguridad activa que le hacía falta.

Comencemos la prueba, antes de arrancar pongo el computador de abordo en ceros, quiero hacer una prueba de consumo en condiciones reales, aunque ese "reales" lo pondré entre comillas pues lo primero que encuentro es bastante tráfico de sábado por la tarde, ya ha pasado la hora del almuerzo y son algo más de las tres de la tarde pero por el tráfico siento como si fuera un par de horas más temprano. 


Voy por la carrera 68 hacia el sur, debo devolverme e ir hacia el norte a llevar a mi acompañante. Lo primero que se nota en este C3 con respecto al 1.4 de 8 válvulas es que este prefiere estar en un rango medio de rpm, a medida que aumentan las rpm este motor va cobrando vida aunque no lo hace con la furia del Saxo VTS, acá se trata de un motor más civilizado y elástico. La suavidad de suspensión e insonorización están muy bien logrados, a modo de ejemplo su suspensión es un poco más suave que la de un Fiesta Titanium (modelo que también viene con llantas de perfil bajo), en cuanto a la insonorización está entre las mejores de la gama, sólo superado por el Fabia que en su interior es silencioso como la bóveda de un banco (no he estado en una pero supongo que...).


A pesar de ser tan temprano en la tarde Bogotá se encuentra bastante lluviosa y oscura, tanto que el C3 ya ha encendido las luces automáticamente, opto por dejarlo así, en condiciones así es preferible llevar las luces encendidas y que seamos vistos por otros conductores. El aire acondicionado con climatizador hace un excelente trabajo desempañando los vidrios y en estas condiciones es muy difícil notar pérdida de potencia cuando este va funcionando.

A pesar de la lluvia el tráfico ha disminuido un poco y los consumos que va mostrando el computador de abordo son muy buenos, casi siempre entre 5 y 7 l/100 Km en condición de tráfico normal, los consumos son muy bajos al ser gentil con el acelerador que es electrónico y parece que su programación en el ECU/ECM está muy enfocada a la suavidad y bajo consumo, esto se nota pues no es muy rápido de respuesta en el primer 1/4 de recorrido del pedal, de ahí en adelante responde con rapidez.

La potencia de frenado es sobresaliente, inclusive cuesta un poco acostumbrarse al pedal de freno pues es muy sensible, los discos ventilados (sólidos en los primeros C4) son de buen tamaño (266 mm) y con el poco peso de la carrocería son muy resistentes al fading. También cuenta con distribución electrónica de frenado EBD.

He dejado a mi acompañante en el Norte de Bogotá, ahora debo ir al aeropuerto, tengo el tiempo preciso para ir sin prisa y esto me permite seguir observando las características del C3, tomo de nuevo la calle 100 hacia el sur, el tráfico en este sentido está un poco complicado, así que una buena parte del trayecto voy primera-segunda, la caja de cambios es bastante suave pero como en muchos modelos de Peugeot-Citroën es algo imprecisa; sigue habiendo tráfico y esto va a penalizar mi consumo, afortunadamente después de la calle 63 el tráfico mejora y puedo mantener una velocidad constante, tomo la calle 26 y voy a 65 Km/h (de velocímetro), el computador de abordo muestra consumos instantáneos cercanos a los 3 litros / 100 Km, son consumos instantáneos en condiciones favorables (algo de desnivel, velocidad constante, un sólo pasajero) pero aún así sorprende, sobre todo cuando lo paso a Km/galón, ¡Pues son nada menos que 126 Km/galón!!!.

Llego al aeropuerto con algo de tiempo, así que aprovecho para caminar y observar con más detenimiento como ha quedado la nueva terminal aérea, el trabajo realizado es muy bueno y ahora se vislumbra mejor como un aeropuerto internacional, está más acorde a lo que el tercer aeropuerto con más movimiento de pasajeros en Latinoamérica debe ser; lo único que no encuentro a la mano es un Juan Valdez (si alguien de la junta directiva de JV lee esto, tome nota, necesitamos un Juan Valdez en el aeropuerto) como no quiero caminar hasta la antigua terminal, esta vez el café será cortesía de OMA. Después de un par de cafés mi prima ha llegado y no mentía con respecto a la cantidad de maletas, pienso que menos mal he venido sin acompañante o este hubiese tenido que irse sentado sobre alguna de las maletas.


El portaequipajes del C3 tiene 305 litros de volumen, es un dato bastante bueno y es de los mejores de la gama, un dato curioso es que debido a la forma particular de su carrocería el espacio es más aprovechable en lo vertical que en lo horizontal; sin embargo hay bastantes maletas por acomodar y como sigue lloviznando en el parqueadero, pasamos de jugar al "tetris" y dos maletas irán en el asiento de atrás, la más grande cabe sin problemas en el portaequipajes.


Hablemos de calidad y fiabilidad
Como les comenté al principio este C3 ya tiene 35.000 Km, durante ese recorrido sólo ha tenido un problema, se trató de un inyector defectuoso que fue reemplazado por garantía en el distribuidor Citroën, esto no es un problema generalizado de los C3 o en general de este motor, de hecho este es el primer caso que escucho así que es muy probable que se trate de un problema puntual. Aparte de eso sólo ha requerido mantenimiento preventivo, lo que habla muy bien de la calidad del C3.

Muchos pensarán que un carro con 35.000 Km no debería dar ningún problema, pero lo cierto es que hoy en día la calidad depende de muchos factores, desde el diseño del vehículo hasta de los cientos de proveedores que tiene cada fabricante, es muy normal que se presenten fallos que se corrigen con llamados a revisión y ningún fabricante está exento, si Porsche tuvo que llamar a revisión a todos sus GT3 991 y Toyota tuvo sus problemas de vehículos que se aceleraban solos ya podemos deducir que ningún fabricante está libre de tener vehículos con fallas, sin embargo el C3 se mantiene como nuevo, no hay ruidos de desajustes, ni vibraciones, el C3 es un carro muy confiable.

Sucesor
Citroën tiene un nuevo C3 (ya he podido probarlo y será tema para otra entrada del Blog), desafortunadamente ya no está disponible este motor 1.6, tampoco la caja mecánica (en nuestro mercado) el nuevo motor es compartido con los Mini así que viene de la BMW, y teniendo en cuenta que se trata de una mecánica conocida, unida a una carrocería moderna y segura, este C3 va a ser una buena opción en el mercado de los usados en los años que vienen. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario