Visitas a la página totales

Buscar en este blog sobre

miércoles, 2 de julio de 2014

El precio de la gasolina en Colombia - Mitos y realidades

¿Algún candidato habrá dicho esto?... ¡Blasfemia!
Hoy veía la noticia sobre un nuevo incremento en el precio de la gasolina en Colombia, el Ministerio de Minas y Energía aprobó un alza de $153,42 pesos para la gasolina corriente (asumo que la extra también sube de precio). Esto sucede mientras la Selección Colombia ha realizado un excelente trabajo en el Mundial de Fútbol de Brasil 2014, ¿Pan y Circo?, posiblemente, pero no olvidemos que la gasolina sigue y seguirá subiendo mientras funcione el esquema actual para fijar los precios de los combustibles en Colombia.

Pan y circo: Mientras el pueblo está disfrutando el circo mundial, les quitamos el pan  la gasolina.
Normalmente, cuando esto sucede, muchos nos quejamos sobre los altos precios en los combustibles en Colombia, y una de las frases más sonadas siempre es: "En Colombia pagamos la gasolina más cara de América y una de las más caras del mundo", bueno, la gasolina sí es cara en Colombia pero estamos lejos de tener la gasolina más cara del mundo y de hecho, ni si quiera es la más cara de Suramérica.

Pero vayamos un poco más allá de la creencia popular, y de la desinformación que muchos medios se limitan a entregarnos; veamos que es cierto y que no con respecto al precio de la gasolina en Colombia.


Mito 1: La gasolina en Colombia es la más cara del mundo.
No es cierto, de hecho según datos de Globalpetrolprices.com, en Colombia la gasolina corriente cuesta en promedio $1.26 USD por litro, que son $4.76 USD el galón (Unos $8950 pesos al cambio). A modo comparativo en Uruguay cuesta $6.88 USD el galón ($12.941 pesos a cambio del día de hoy), en Paraguay cuesta $11.731 pesos el galón.

¿Y dónde está la gasolina más cara del mundo?.
Es un dato que varía, recuerdo haber visto datos de años recientes en los que Turquía e Italia tuvieron ese "honor", sin embargo, a día de hoy Noruega tiene la gasolina más cara del mundo, con un precio de $2,62 USD el litro, $9,90 USD el galón, que vienen siendo $18.628 pesos por galón a precio del dólar del día de hoy. ¡En Noruega un galón de gasolina vale más del doble que en Colombia!

Colombia está en el puesto 96 de los países con la gasolina más cara del mundo, y en Latinoamérica se encuentra después de Uruguay, Chile, Paraguay, Perú, Argentina y Brasil.


¿Y la más barata?
Si pensó en Venezuela... está en lo correcto, hoy en día el galón de gasolina cuesta $0.01 USD el litro, que son $71 pesos el galón, y no, no me faltó ponerle un cero a la cifra, ¡Eso vale!, o sea que si escuchó el mito de que una botella de agua vale más que una de gasolina, está en lo cierto también. Sin embargo hay otro país que ha competido con Venezuela por el título, e inclusive ha tenido la gasolina más barata del mundo en ocasiones, se trata de Turkmenistán, si han olvidado estudiar geografía últimamente les diré que es uno de los siete países "Stán" de Asia, y que es un país con buenas reservas de hidrocarburos. Allá la gasolina ha estado tan barata o más que en Venezuela.

Aquí dejo el link donde pueden consultar el precio de la gasolina por países:
http://www.globalpetrolprices.com/gasoline_prices/

Así que en términos absolutos no tenemos la gasolina más cara del mundo, ni si quiera entre las cinco más caras de América del Sur, pero hay un detalle que hemos pasado por alto y es el octanaje; y es que nuestra gasolina corriente tiene tan poco octanaje que hay tres hechos a tener en cuenta:
1. Nadie debería usarla en ningún motor medianamente moderno.
2. No se puede comparar a casi ninguna otra gasolina corriente de otros países por el poco octanaje.
3. Nuestra gasolina extra es comparable a las peores gasolinas "corriente" o "regular" del mundo.

Observemos la siguiente imagen, donde se muestran las especificaciones que proporciona Ecopetrol de la gasolina corriente y extra, comparado con la gasolina de Estados Unidos, que dicho sea de paso, no es de las que ofrece los mejores octanajes del mundo (En Alemania y Japón se venden gasolinas de 98+ Octanos RON).


Entonces, nuestra Extra, cuyo precio no está regulado de la misma manera que la gasolina corriente, tiene un octanaje comparable con las gasolinas "corriente" o "regular" de otros países del mundo, y teniendo en cuenta que en Bogotá el galón de Extra llega a costar $11.300 pesos, ya estaríamos hablando de una de las gasolinas más caras de Suramérica, después de Uruguay.

Mito 2: El precio de la gasolina es en su mayoría impuestos.
Cierto, observemos por un momento la fórmula para la asignación de precios de la gasolina que el Ministerio de Minas y Energía tiene según la Resolución 181602 del 30 de septiembre de 2011. Pongo como ejemplo una tabla del 2012 pues está bien detallada y debido a que las del 2014 presentan muchos de sus valores como una fórmula vamos a estudiar esta aunque esté ligeramente desactualizada.


Podemos observar claramente que el productor de la gasolina (que en este caso es Ecopetrol) se queda con un 50% del valor que pagamos por la gasolina, también observamos que el minorista (es decir las estaciones de servicio donde compramos la gasolina) se queda con un 6,6 % del precio total, es un margen muy pequeño y apuesto a que muchos creíamos que ellos se llevaban una "tajada" mucho mayor.

Mito 3: El precio de la gasolina va a bajar
En Colombia no es imposible; debido a la cantidad de impuestos que tiene el Ministerio de Minas y Energía para fijar el precio de la gasolina, y debido a que Colombia es un país productor de Petróleo el precio de la gasolina podría bajar y DEBERÍA, pero de ahí a que lo haga...

Sin embargo el panorama mundial es diferente, la gasolina proviene del petróleo que es un recurso no renovable, y de acuerdo a muchos investigadores ya hemos llegado al cenit de la producción del petróleo.
¿Y qué quiere decir esto? que de aquí en adelante es probable que cada año disminuya la producción mundial del petróleo, esto es mejor conocido como la Teoría de Hubbert, quién creo un modelo matemático que predice el nivel de extracción de petróleo a lo largo del tiempo, y afirma entre otras cosas que la producción mundial de Petróleo declinará tan rápido como creció. (Sí, a mí también me dio "sustito" leer eso).

Al final uno no puede evitar el quedar con un mal sabor de boca, primero porque nuestra gasolina sigue siendo costosa, aunque haya algunas más caras; segundo porque nos venden una gasolina con tan bajo octanaje que nuestra Extra se compara con las "regular" o "corriente" de más bajo octanaje de otros países, lo que hace que muchos motores funcionen mal, retrasando chispa y enriqueciendo la mezcla para protegerse del mortal "cascabeleo" o detonación, lo que reduce la potencia y aumenta el consumo.

4 comentarios:

  1. Excelente análisis Andrés, muy bien sustentado y realista!! Bajar el costo del combustible no es tan sencillo como se piensa, primero por que de ahí se subsidia el gobierno, bien o mal usado es otro tema, y es su cuota de funcionamiento.

    El tema del octanaje es un tema mas espinoso aun, por que el aumento de octanaje inevitablemente influiría fuertemente en el costo final del combustible ya que igualmente se le aplicarían los rendimientos a transporte, mayoristas, minoristas e impuestos, cosa que aumentaría el malestar generalizado.

    La determinación del octanaje para el parque automotor colombiano lo define el gobierno sustentado en estudios realizados por Ecopetrol en el Instituto Colombiano del Petroleo (ICP), que usted debe conocer, que aunque no muchos estén de acuerdo, difícilmente existe alguien que pueda contrarrestar los resultados de estos estudios, por que carecemos con de equipos, certificaciones y personal idóneo para hacer pruebas con la normativa internacional.

    Lo bueno, dentro de lo malo, es que esto nos obliga a ser racionales y eficientes con el uso de los recursos que no son renovables.

    ResponderEliminar
  2. Hombre Luigi, muchísimas gracias por su comentario y por su aporte, como siempre tiene la razón en su apreciación, es muy difícil que el precio del combustible baje en Colombia, o que el octanaje suba sin que el precio varíe, pues desafortunadamente no hay la presión suficiente para que ese cambio se dé.

    Viendo la tendencia actual, no sería descabella pensar que el costo de la gasolina en Colombia va a subir a un nivel mayor, sin una buena justifiación y con un octanaje que no es acorde con el precio ni con los estándares actuales, pero sí, eso nos obliga a ser más racionales y eficientes.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Andrés. ¿Cómo va? Soy Óscar. Quería aclarar un detalle sobre el «pan» en la famosa frase de la Roma imperial. El pan no se quitaba, era también regalado en el circo como una forma de mantener callada a la población frente a un dudoso manejo estatal. El equivalente estaría en los subsidios en Venezuela y no en nuestros impuestos. Yo detesto más los primeros porque los segundos, si son iguales para todos y lo más bajos posibles, me parecen la forma natural del funcionamiento estatal. Un subsidio es en cambio una distorsión del mercado siempre. Hay economistas liberales que creen que la caída de Roma se dio principalmente por este incremento del estado dadivoso y derrochador que acabó con la variada economía sostenida por individuos.

    ResponderEliminar
  4. Óscarinho, qué honor tenerlo por acá en el Tip del día, muchas gracias por la aclaración, la idea era tratar de asemejar las dos situaciones de forma que la frase se adaptara a las nuevas circunstancias, muy válido y enriquecedor su aporte.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar