Todo sobre... El Control Electrónico de Estabilidad


Imagínese esto: va manejando por una carretera de doble sentido, al tomar una curva se encuentra un vehículo detenido en su carril, se enfrenta a un posible accidente y debe tomar un decisión rápida, así que opta por frenar pero casi al instante se da cuenta que no va a detenerse a tiempo por lo que gira rápidamente el volante para tratar de esquivar el vehículo detenido, en aquel momento la inercia que lleva no le permite girar con suficiente precisión y al tratar de volver a su carril el vehículo pierde el control; esta situación es potencialmente peligrosa pero no es la única que podría resultar en un eventual accidente debido a un cambio de trayectoria inesperado, una mancha de aceite en la carretera, llegar muy rápido a una curva o esquivar a un animal que se nos ha atravesado en la vía podrían causar un desenlace similar.

Ilustración 1 - Representación realizada usando software CAD y modelado 3d de un vehículo sin Control Electrónico de Estabilidad - ESC. Fuente: El autor.

Los fabricantes de vehículos son conscientes del riesgo que presentan este tipo de accidentes, por lo que han ido desarrollado múltiples sistemas que permiten reducir la probabilidad de que ocurran y minimizar sus consecuencias, esto ha desembocado en una gran cantidad de sistemas de seguridad con sus respectivas siglas como son ABS, TCS, ASR, ESP, DSC, AEB, BAS, etc., para confundir un poco más las cosas, muchos de estos sistemas aunque tengan el mismo funcionamiento y en principio sean iguales, pueden llamarse diferente de acuerdo al fabricante, así por citar un ejemplo: el Control de Tracción puede llamarse TCS en Mazda, DTC en BMW o ASR en Audi.

Ilustración 2 - Representación realizada usando software CAD y modelado 3d de un vehículo con Control Electrónico de Estabilidad - ESC. Fuente: El autor.

Para simplificar un poco el asunto vale aclarar que los sistemas de seguridad de un vehículo se pueden catalogar en dos grandes grupos de acuerdo a su función: están los sistemas de seguridad activa que se encargan de reducir la probabilidad de que se produzca un accidente, aquí encontramos los frenos ABS, el Control de Tracción, el Control Electrónico de Estabilidad, los sistemas de asistencia a la conducción, entre otros; así mismo cuando el accidente es inevitable los sistemas de seguridad pasiva se encargan de minimizar los riesgos de lesión de los ocupantes, aquí encontramos los cinturones de seguridad, las bolsas de aire, los apoyacabezas, la carrocería con puntos de deformación programada, las sillas para niños entre otros.

Entre todos los sistemas de seguridad activa, hay uno particular en el cual voy a hacer hincapié por su eficacia para reducir la probabilidad de accidente y porque virtualmente hoy en día cada fabricante lo debe incluir en sus vehículos para homologarlos en los principales mercados del mundo, situación contraria en nuestro país donde aún no es obligatorio y por ende está excluido de muchos modelos ofrecidos en el mercado, de ahí la importancia de orientar al consumidor en este aspecto, pues este elemento de seguridad es el Control Electrónico de Estabilidad, y es tan importante que el secretario general de Global NCAP se refirió a este sistema como: “…el avance de seguridad más significativo desde la introducción del cinturón de seguridad” (Ward, 2014).


El Control Electrónico de Estabilidad - Conocido por las siglas: ESP, ESC, DSC, VDC, VSA, ASC.
El Control de Estabilidad apareció primero en el Mercedes-Benz de la Clase S (C140) de 1995 (Daimler, 2005), aunque en el mismo año BMW lo introdujo en la Serie 7 (E38) y Toyota en el Crown Majesta (S150), este sistema desarrollado junto a la empresa Alemana BOSCH se apoya en algunos componentes de los frenos ABS y los complementa con algunos sensores y su propio módulo de control, por tanto un vehículo que esté equipado con Control de Estabilidad así también estará equipado con frenos ABS aunque la relación inversa no se cumple, así las cosas un vehículo con ABS no necesariamente estará equipado con Control de Estabilidad.

Gracias a un cerebro electrónico (módulo de control) y a la información que recibe de diversos sensores, el sistema puede “saber” mediante un algoritmo cuando el vehículo está comenzando a perder el control y reduce la potencia del motor o aplica los frenos individualmente para recuperar la trayectoria, por ejemplo, si llegamos muy rápido a una curva hacia la izquierda y el vehículo se está saliendo de la vía por girar menos de lo deseado (subviraje) el sistema podría frenar la rueda trasera derecha para inducir el giro, en caso contrario si el vehículo al girar hacia la izquierda estuviera comenzando a hacer un trompo (sobreviraje) el sistema podría frenar la llanta delantera derecha para retomar la trayectoria deseada, el Control de Estabilidad es particularmente útil cuando se detecta una probabilidad de volcamiento, casos en los cuales el algoritmo de bucle cerrado realiza diversos ajustes para reducir la probabilidad de vuelco; como este sistema monitorea la dirección del vehículo hasta 25 veces por segundo, las intervenciones que realiza son muy rápidas y casi imperceptibles para el conductor quien solo verá una luz parpadeante en el tablero mientras el sistema actúa posiblemente salvándole la vida.

Ilustración 3 - Componentes del Control Electrónico de Estabilidad. Fuente: El autor.

¿Cuesta mucho?, por el precio de un radio se podría equipar el Control de Estabilidad en un vehículo.
Inicialmente el Control de Estabilidad estaba reservado a los vehículos de lujo, sin embargo esta tecnología ha ido democratizándose con el pasar de los años gracias a la reducción de costos y a la producción en masa, según un análisis de la NHTSA (2007), el incremento del precio en el año 2005 de un vehículo para equiparlo con Control de Estabilidad era de $111 USD, hoy en día ese costo se ha reducido hasta unos $60 USD por vehículo según lo explicó durante una entrevista el director del área técnica de Global NCAP (Furas, 2017); esto sumado a una efectividad más que probada lo han convertido en un componente clave del equipamiento de serie en muchos vehículos. Por estas razones, los gobiernos de diversos países han investigado la efectividad de este sistema de seguridad activa y con base a los resultados obtenidos han optado por hacer este elemento obligatorio en los vehículos nuevos, tal es el caso de todos los miembros estados de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Israel, Corea del Sur y Rusia (Ward, 2014).

Ilustración 4 - Test realizado por el ADAC (Allgemeiner Deutscher Automobil-Club), el vehículo de la parte superior de la imagen contaba con Control de Estabilidad, el de la parte inferior no. Fuente: ADAC - Allgemeiner Deutscher Automobil-Club. (ADAC). (2010, abril 26). Ausweichtest: Citroën Nemo kippt. [Archivo de video]. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=gcZBNJbu3aQ


¿Cómo se dieron cuenta que debía ser obligatorio?
Hasta el año 2009 el Control de Estabilidad no fue obligatorio en los Estados Unidos (NHTSA, 2007), sin embargo en dicho país muchos vehículos ya lo incluían como equipamiento de serie u opcional desde hacía una década, circunstancia que permitió a un grupo de investigadores realizar un estudio en el cual le hicieron un seguimiento a la cantidad de accidentes en vehículos que durante un periodo de al menos 4 años no tuvieron control de estabilidad y que en cierto momento de su vida comercial lo incluyeron por al menos 4 años más como equipamiento de serie, sin que hubiese otro cambio significativo en el equipamiento que pudiese influir en la seguridad o accidentalidad, así evaluaron la efectividad del Control Electrónico de Estabilidad en una muestra significativa de vehículos y en condiciones reales (Farmer, 2010, p.1-16); también y debido a que estadísticamente los vehículos más antiguos presentan una mayor propensión a sufrir accidentes, el estudio tuvo en cuenta esta probabilidad estadística y aplicó un factor de corrección para evitar que esta condición se convirtiera en un sesgo durante la investigación.


Luego de estudiar durante 10 años casi 22 millones de vehículos repartidos entre 24 marcas y 73 líneas diferentes, se llegó a la conclusión que el Control de Estabilidad había reducido los accidentes con víctimas fatales en 30% para los automóviles y 35% para las camionetas; más impresionante aún fue la reducción en los accidentes en los que se presentó volcamiento y en los cuales hubo víctimas fatales: 75% en camionetas y 72% en automóviles. Es importante entonces anotar la incidencia que tiene el Control Electrónico de Estabilidad para reducir la probabilidad de accidente en camionetas y SUV, vehículos cuyas ventas se han multiplicado en los últimos años con una clara tendencia a seguir aumentando, pues una de las características inherentes a su diseño es el mayor peso así como un centro de gravedad más alto respecto a un automóvil de tamaño similar, estos factores empeoran las cualidades dinámicas y así mismo las hace más proclives a volcarse, por este motivo el Control Electrónico de Estabilidad cobra aquí una mayor relevancia, al respecto (Ferguson, 2007, p329-338) estimó que la probabilidad de accidente con un solo vehículo implicado se redujo en 33-35% en automóviles y 56-67% en SUV/camionetas cuando estaban equipados con Control de Estabilidad.

Ilustración 5 – Mazda CX-5 Skyactiv equipada con Control Electrónico de Estabilidad – ESC, en las SUV este elemento es aún más importante debido a sus características inherentes de diseño como son el centro de gravedad localizado a una mayor altura o un peso mayor. Foto del autor.

Esta reducción en la probabilidad de accidente es directamente proporcional a la reducción de muertes por accidentes de tránsito, un estudio reciente de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras – NHTSA, indicó que solo en Estados Unidos, entre el 2010 y el 2014 se salvaron 4100 vidas gracias al Control Electrónico de Estabilidad (IIHS, 2017, p7), una cifra que crece año a año y que demuestra la conveniencia de hacer este sistema obligatorio en todos los vehículos.

Tabla 1 - Estimado de vidas salvadas en Estados Unidos gracias al Control Electrónico de Estabilidad – ESC. Fuente: Starnes, M. (2014)
Año
Vehículos de pasajeros
Camionetas livianas/Van
Total del estimado de vidas salvadas
2012
446
698
1144
2011
312
548
860
2010
249
487
736
2009
191
407
598
2008
163
388
551

¿Cómo puedo saber si un vehículo está equipado con Control Electrónico de Estabilidad?
En la gran mayoría de vehículos equipados con Control Electrónico de Estabilidad – ESC, hay una luz indicadora en el tablero de instrumentos que evidencia la presencia del sistema en el vehículo, esta luz se puede apreciar cuando abrimos el switch del vehículo sin encenderlo, es decir cuando giramos la llave hasta la última posición sin llegar a accionar el encendido o en el caso de los vehículos con botón de encendido inmediatamente después de presionar el botón y será visible junto a los demás testigos del tablero hasta unos pocos segundos después de haberse iniciado el motor.

Ilustración 6 - Ejemplos de la luz indicadora del Control Electrónico de Estabilidad en algunos vehículos: 1. Mercedes-Benz C180 (W205) -2015; 2. BMW i3 2017; 3. Mazda Mazda3 Skyactiv - 2016; 4. Chevrolet Captiva Sport - 2012. Fuente: El autor.

Que sea así no es coincidencia, esto hace parte de la normatividad exigida en algunos países respecto del Control Electrónico de Estabilidad - ESC, por ejemplo en Estados Unidos existen regulaciones federales y la del ESC es la FMVSS No. 126 (Federal Motor Vehicle Safety Standards), la cual entre sus requerimientos exige una luz indicadora para el ESC identificada por un símbolo específico o por el acrónimo ESC (NHTSA, 2007, p. II-11). Para los vehículos comercializados en la Unión Europea, el reglamento número 13-H de la Comisión Económica de las Naciones Unidas especifica que el vehículo debe contar con una luz indicadora que advierta al conductor de cualquier funcionamiento defectuoso del Control de Estabilidad (CEPE, 2015, p64). En Colombia no existe una norma técnica (de carácter voluntario) o un reglamento técnico (de carácter obligatorio) que indiquen las prescripciones técnicas que deben cumplir los vehículos con Control de Estabilidad, por tanto la luz indicadora en principio no es obligatoria, pero los vehículos equipados con dicho sistema muy probablemente la incluirán dado que en la mayoría de mercados sí lo es, y es una forma muy precisa de averiguar si un vehículo incluye dicho sistema de seguridad activa.

Ilustración 7 - Testigo del Control Electrónico de Estabilidad indicado en la FMVSS No. 126 de Estados Unidos, este símbolo actualmente es el más difundido entre los fabricantes de automóviles alrededor del mundo. Fuente: NHTSA (2007).



¿Cuándo se prende esa lucecita... y por qué?
A propósito, conocer el funcionamiento de este testigo es muy importante, cuándo, de qué forma y por qué se enciende, pues esta luz puede aparecer por tres motivos: 

1. Luz encendida de forma parpadeante mientras el vehículo se encuentra encendido y en movimiento: indica que el sistema está actuando para mantener la trayectoria durante una potencial pérdida de control.

2. Luz encendida de forma permanente mientras el vehículo está en funcionamiento: Indica una falla en el sistema y la luz permanecerá encendida mientras exista la falla.

3. Luz encendida de forma continua mientras el motor se encuentra apagado o mientras se enciende: indica que el vehículo cuenta con este sistema y que la luz indicadora está en funcionamiento para indicar el funcionamiento o algún problema con el sistema.


Apagando el Control de Estabilidad – No lo haga a menos que…

En algunos vehículos existe también una segunda luz indicadora del Control de Estabilidad, se trata de una advertencia de que el sistema ha sido desactivado y se identifica por ser el mismo símbolo con las palabras OFF.

Ilustración 8 - Testigo del Control Electrónico de Estabilidad apagado, indicado en la FMVSS No. 126 de Estados Unidos, este símbolo actualmente es el más difundido entre los fabricantes de automóviles alrededor del mundo. Fuente: NHTSA (2007).

Existen pocas razones para apagar el Control Electrónico de Estabilidad, una de ellas es al usar cadenas para nieve, otra es en caso de circular fuera de la carretera por arena profunda, otra sería al conducir en un autódromo, y a esta última razón le dejaría un asterisco pues no se lo recomendaría a menos que usted sea un piloto profesional con muchas horas de experiencia en circuito y con un perfecto control sobre el subviraje y el sobreviraje, si en cambio asiste esporádicamente a un track day y piensa apagarlo para mejorar algunas décimas en sus tiempos de vuelta, esto podría terminar en una pérdida de control del vehículo.

En resumen, el Control Electrónico de Estabilidad no se distrae, ni se cansa, en cambio está siempre alerta como un ángel electrónico que nos va a salvar en caso de un imprevisto que podría resultar en un accidente, es efectivo sobre asfalto seco y húmedo, sobre barro, nieve y arena, no afecta el consumo de combustible o genera desgaste alguno sobre los demás componentes del vehículo, por eso, mientras tenga opción, siempre compre un vehículo que tenga este sistema y si ya lo tiene nunca lo desactive, su vida podría depender de ello.


Ilustración 9 - Infografía sobre el Control Electrónico de Estabilidad resaltando algunos datos importantes presentados en este artículo. Fuente: El autor.

LISTA DE REFERENCIAS
ADAC - Allgemeiner Deutscher Automobil-Club. (ADAC). (2010, abril 26). Ausweichtest: Citroën Nemo kippt. [Archivo de video]. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=gcZBNJbu3aQ

DAIMLER. (Abril 2005). May 1995: ESP makes its debut in the Mercedes-Benz S 600 coupe. Media Daimler. Recuperado de: http://media.daimler.com/marsMediaSite/en/instance/ko/May-1995-ESP-makes-its-debut-in-the-Mercedes-Benz-S-600-coup.xhtml?oid=9913624

Farmer, C. M. (Mayo 2010). Effects of Electronic Stability Control on Fatal Crash Risk. Insurance Institute for Highway Safety, 1 – 16. Recuperado de http://www.iihs.org/frontend/iihs/documents/masterfiledocs.ashx?id=1740.

Ferguson, S.A. (2007). The effectiveness of electronic stability control in reducing real-world crashes: a literature review. Traffic Injury Prevention 8. p. 329-338.

Furas, A. (Marzo 2017). LatinNCAP: “Agregarle control de estabilidad a un auto cuesta 60 dólares”. Lugar de publicación: Autoblog.com.ar. Recuperado de: http://autoblog.com.ar/2017/03/27/latinncap-agregarle-control-de-estabilidad-a-un-auto-cuesta-60-dolares/

IIHS. (Septiembre 2016). Life-saving benefits of ESC continue to accrue. Status Report – Insurance Institute for Highway Safety. Volumen (57) Número 7. p.7.

NHTSA. (Marzo 2007). FMVSS No. 126 Electronic Stability Control Systems. U.S. Department Of Transportation. p. E-3. Recuperado de https://www.nhtsa.gov/DOT/.../ESC_FRIA_%2003_2007.pdf

Reglamento no 13-H de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas (CEPE) —Disposiciones uniformes sobre la homologación de los vehículos de turismo en lo relativo al frenado [2015/2364]. Diario Oficial de la Unión Europea. España. 22 de diciembre de 2015.

Starnes, M. (Junio 2014). Estimating lives saved by electronic stability control, 2008–2012. (Research Note. Report No. DOT HS 812 042). Washington, DC: National Highway Traffic Safety Administration.

Ward, D. (Octubre 2014). Electronic Stability Control (ESC) Must Become Standard Fit Worldwide, Says Global NCAP. Global NCAP. Recuperado de: http://www.globalncap.org/electronic-stability-control-esc-must-become-standard-fit-worldwide-says-global-ncap/.

Comentarios

  1. Muy buen post!
    Estaba pendiente de tus nuevas publicaciones cada semana
    No sabia que algo tan importante podia ser tan "barato" en su implementacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los comentarios, con respecto al precio así es, y por tal razón es obligatorio en Estados Unidos, Canadá, todos los países miembros de la Unión Europea, Japón, Rusia, Australia entre otros.

      Eliminar
  2. Excelente Andrés, vamos a comprar un Ford Fiesta Titanium que tiene éste sistema, además de ser muy completo en el resto de equipamento de seguridad. El leer tus apreciaciones, tan puntuales y precisas, aportadas tan profesionalmente, nos ha hecho tomar la decisión de irnos por éste carro. Espero nos vaya muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Ford Fiesta es un carro muy seguro, cuenta con este sistema de seguridad activa (así como con ABS y Control de Tracción, entre otros), ¿ya se decidió por el Fiesta?

      Eliminar
  3. Muy bueno el articulo y muy importante conocer de las bondades de este sistema a la hora de elegir un vehículo. Gracias Andrés

    ResponderEliminar
  4. Hola andres. Me gusta mucho tu blog, cada articulo es muy interesante. Quisiera conocer tu opinion acerca de las nuevas SUV chinas que se comercializan en el mercado colombiano, las cuales cuentan con sistemas de seguridad pasivos y activos destacables. Casos como la JAC S2, Changan CS15, entre otros, que ademas de tener los airbags y frenos abs (Que se exiguen por ley), cuentan con control de estabilidad, tracción, asistente de arranque en pendientes, etc. Que tal te parecen estas nuevas marcas chinas que se buscan abrir un campo en el nicho de las mini suv...Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Cordial saludo, Andrés:

    Estoy pensando en comprar un carro próximamente y averiguando me he encontrado con esta sorpresa, no sabía que existía el ESP y me parece que debería ser obligatorio en nuestro país, tal como en Argentina y Uruguay, los cuales recientemente han legislado al respecto.

    Me decepcioné mucho porque me gusta el Citroen C-Elysee pero en Colombia no viene con ESP, mientras que en Argentina sí. ¿Qué otro vehículo de este segmendo bajo-medio viene con el sistema aparte del Ford Fiesta? Le agradecería su ayuda.

    PD: creo que es pertinente que como sociedad civil empecemos a ejercer presión para que al igual que en todos esos países se exija la obligatoriedad del ESP. Veré qué puedo hacer.

    Mi correo es luisfbr03@hotmail.com
    Cualquier cosa me puede escribir también por allá.

    Muchas gracias,

    Luis Felipe.

    ResponderEliminar
  6. Luis ya revisaste el Peugeot 301 Allure. Es un gemelo de del citroen C-Elysee, pero este trae desde su versión de entrada 4 bolsas de aire, frenos abs, ebd, ba y el ESP, además que trae motorización para gasolina y una especial turbo diesel. Si te gusta el citroen podrías evaluar esta opción que está entre los 50 y 53 millones según versión.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario