Visitas a la página totales

Buscar en este blog sobre

lunes, 30 de junio de 2014

Citroën C3 1.6 VTi 120 Exclusive Automático - Prueba parte 2 (Conducción).

Enciendo el motor del C3 y al arrancar lo primero que noto es la excesiva suavidad de la dirección, que dicho sea de paso está asistida eléctricamente, para estacionar y para la ciudad es una delicia; es sensible a la velocidad, así que va haciéndose más dura a medida que vamos más rápido para dar una mayor seguridad. En lo personal no soy fanático de las direcciones tan asistidas, prefiero las que tienen un tacto más duro, pero en un carro enfocado a la ciudad y al manejo tranquilo es perfecta.



La caja es automática, de las de toda la vida, a favor estas cajas tienen la confiabilidad de su lado, en contra es que esta en particular sólo tiene cuatro velocidades cuando algunos de sus competidores ofrecen cajas de doble embrague de seis y siete velocidades, esta caja del Francés no tiene levas o botones para hacer los cambios en el timón/volante, pero sí se puede manejar de forma "manual" o "secuencial" a través de la posición "M", los cambios no se hacen rápidamente pero sí con suavidad.

Esta caja tiene una posición "Sport", hace los cambios un poco más rápido y el motor se mantiene "revolucionado" un mayor tiempo, esta posición es ideal para los viajes cuando se requiera adelantar; la posición "Winter" hace que el carro siempre arranque en segunda y acelere más suavemente para evitar pérdidas de tracción en invierno, en el trópico será testimonial su uso y se limitará a tratar de evitar deslizamientos en alguna entrada de finca muy resbalosa por el barro.                                   
Mientras manejo me doy cuenta que la caja no retiene mucho en las bajadas, ni si quiera en posición "Sport", los frenos van a tener que trabajar un poco más pero como veremos más adelante eso no supondrá un problema, lo que esto podría afectar ligeramente es el consumo aunque vi el computador de abordo llegar a corte de inyección en desaceleración en varias ocasiones.

Afortunadamente la caja tiene un buen aliado: el motor Prince, éste disimula muchas de las falencias de la caja, al tener bastante torque puede mover muy bien al C3, no lo hace con los bríos que uno espera pero cumple sobradamente aunque vayamos con peso, con una caja mecánica este carro sería muy divertido.

El C3 es muy silencioso y en este aspecto es sobresaliente, ya adentro uno se siente en un carro "Premium" o en un carro de varias "gamas" más arriba. Sumado a eso la posición del asiento se puede subir y bajar más que en otros carros, (así se regula la posición correcta con respecto a la altura del cinturón de seguridad que es fijo), en la posición más alta me sentí como si estuviera en un pequeño SUV o "camioneta", y como hay tanto espacio para la cabeza nunca me sentí falto de espacio. 

Este aislamiento acústico se complementa con una suspensión que filtra muy bien las irregularidades leves, por ejemplo esos "reductores" de velocidad que siempre generan el efecto contrario, sin embargo la suspensión se siente un poco brusca en caso de desaceleraciones fuertes como las que encontramos en los huecos (¿huecos, en nuestras vías?), en este aspecto me parece que los rines de 16 pulgadas influyen, y que seguramente la versión automática tiene una suspensión un poco más rígida para hacer frente al mayor peso.

El C3 tiene ahora discos de freno en las cuatro ruedas, los rines son de 16 pulgadas y tienen llantas Michelin Energy Saver (para bajo consumo) en medida 195/55 R16
Volviendo a la conducción, a velocidad media y sobre pavimento en buen estado la sensación de comodidad es total, es de noche y las luces se han encendido automáticamente, la iluminación es excelente, mejor que la del anterior C3 que ya era buena y casi al nivel de unas de Xenón. 

Los frenos son excelentes, el C3 tiene cuatro discos de freno, ABS, BA (Brake Assist) y EBD (Electronic Brakeforce Distribution), en este aspecto vamos sobrados, aparte los frenos se apoyan mediante llantas Michelin Energy Saver (195/55 R16), que aunque están enfocadas al bajo consumo, proporcionan un agarre excelente y son muy silenciosas, aparte tienen un Treadwear de 400 así que su duración está más que asegurada.


Quiero hacer una mini prueba de consumo y busco la palanca del computador de abordo, tarea un poco difícil al principio...

Detrás del timón/volante hay varias "planquitas" que permiten manejar muchas funciones del carro, enumeremos: las luces (que afortunadamente se encienden automáticamente mediante un sensor fotosensible), las exploradoras, las direccionales, el control crucero, el control de velocidad máxima, los limpiaparabrisas (que también se encienden automáticamente), computador de abordo, algunas funciones del radio y del teléfono que puede conectarse vía Bluetooth.

Izquierda: Palancas para accionar las el control crucero, límite de velocidad, luces, direccionales, exploradoras. Derecha: Palancas para accionar los limpiaparabrisas, funciones del radio, teléfono, computador de abordo.
Después que uno se acostumbra, todo es muy sencillo e intuitivo de manejar, se hace a través del tacto y sin quitar la mirada de la carretera; así que ya he puesto el computador de abordo en "ceros", este puede guardar dos consumos medios, el que está medido desde el "inicio de los tiempos" marca una cifra de 17 litros/100 Km, al final de mi prueba habré obtenido la mitad de eso, sin embargo tengo una sospecha acá y es que la caja de sólo cuatro velocidades sumado a nuestra gasolina de poco octanaje influyen en un resultado que podría ser muchísimo más bajo.
El computador de abordo sólo se muestra por unos segundos al presionar un botón, muestra la distancia recorrida, el consumo medio y la velocidad media.
Por hoy he terminado la prueba y estaciono el C3, gracias a la dirección tan suave y la buena visibilidad es una tarea fácil, las ventanas triangulares en el paral A, el asiento del conductor que puede subir "hasta el infinito", y unos grandes espejos influyen en esta buena visibilidad, si pudiera pedir algo más sería una cámara en la parte posterior con sensores de reversa que complementarían perfectamente este conjunto.

Al siguiente día hago otra prueba de conducción y hago la sesión de fotos, los más observadores se darán cuenta que el computador de abordo marca 33 grados centígrados de temperatura exterior (37 al iniciar), y no, no estoy en un desierto, estoy en Bucaramanga realizando la prueba, (gracias al cambio climático podemos disfrutar del clima de Dubai sin salir de casa), aquí tengo un buen escenario para probar el climatizador que es excelente, enfría bastante rápido y es bastante silencioso.


Tomando algo de carretera
El nuevo C3 tiene un carácter muy diferente en carretera, aquí la mayor potencia y la nueva suspensión hacen que sea un mejor carro para viajes largo que la generación anterior, la suspensión sigue estando hacia el lado de lo suave, pero ahora se inclina menos en las curvas, y eso mejor la estabilidad en curva que era uno de los puntos mejorables del anterior C3.


El motor por su parte es bastante económico, a velocidad de autopista es normal ver el indicador de consumo instantáneo alrededor de 5 litros por cada 100 kilómetros (e inclusive menos), fácilmente se pueden lograr consumos medios de 80 Km/galón a velocidad de autopista; realizamos una prueba de consumo con tres personas y el climatizador funcionando, la ruta incluía la mejorada vía de Bucaramanga-Girón y una buena subida por la recién mejorada vía al aeropuerto de Bucaramanga (que no está en Bucaramanga). Sin querer buscar el menor consumo el C3 rindió casi 50 Km/galón.

Puente Flandes:: Después que un fuerte invierno derrumbó el anterior puente, se construyeron dos nuevos puentes, aunque la ejecución de la obra fue un tanto larga.
Importante es el hecho que Citroën haya equipado a este C3 con bolsas de aire laterales y de cortina (estas últimas protegen la cabeza de los ocupantes de los puestos delanteros y traseros en caso de un choque lateral o volcamiento.



Al final puedo resumir en que el nuevo C3 mejora los ya de por sí buenos argumentos que tenía el anterior, es un carro con excelentes acabados, muy bien equipado (sobre todo en el aspecto de seguridad) y que deja un sabor muy "premium" en su gama, en contra está la caja automática de sólo cuatro velocidades, un precio más alto y que no haya posibilidad de escoger una versión con caja manual.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario