Visitas a la página totales

Buscar en este blog sobre

lunes, 20 de julio de 2015

Mercedes-Benz Clase C - Parte 2 - C200 CGI BlueEFFICIENCY (W204) del 2010


En la anterior entrada me había quedado en el año 2007, los voy a poner en contexto pues este año fue de muchos cambios: Por aquel entonces Daimler AG (empresa que aglomera a Mercedes-Benz, Maybach y Smart) era DaimlerChrysler AG y como su nombre lo indica era propietaria de la norteamericana Chrysler (Chrysler, Dodge, RAM, Jeep, Mopar), este fue el año en que terminaron su matrimonio comercial después de casi diez años, no fue algo al azar, la sinergia entre ambas empresas no iba bien y se avecinaba una crisis causada por el efecto de las hipotecas subprime o de alto riesgo, los Bancos habían prestado sumas importantes de dinero a personas consideradas de "alto riesgo" quienes eventualmente no pudieron pagar sus hipotecas, el Banco se quedó con esas casas pero fue un efecto cascada tan grande que no podían venderlas todas, hubo más oferta que demanda y el precio de las casas se fue al suelo, Lehman Brothers quebró y se vino la crisis, En medio de este caos aparece el nuevo Clase C.


El Clase C se ha convertido en uno de los modelos más importantes para Mercedes-Benz, incluso en medio de una de las peores crisis mundiales se vendieron 500.000 Clase C en todo el mundo para finales del 2008 y a mediados del 2010 la cifra alcanzaba el primer millón de unidades vendidas. ¿Qué hizo Mercedes-Benz para lograr tal éxito con ese modelo?, para comenzar la excelencia del Clase C, bueno eso y que durante las crisis financiaras las ventas de carros de lujo no siempre se ven tan afectadas, así que subámonos a un Mercedes-Benz C200 GGI del 2010 y averigüemos qué hace a este carro tan especial.


Interior
Mercedes-Benz siempre ha sido sinónimo de calidad, de excelencia, de avances tecnológicos; el Clase C sigue claramente esta senda y al subirme al Clase C es lo primero que noto, los materiales son de calidad, todo se siente sólido y duradero; el diseño aquí es muy clásico, los diseñadores no buscaron romper esquemas y llenar todo de pantallas y botones, en cambio crearon unas formas limpias que perduraron bien a través del tiempo, una característica que gusta mucho a los simpatizantes de la marca.

Interior del C200, los materiales son de calidad y todo se siente muy sólido y bien ensamblado
El espacio adelante es suficiente para personas altas, el accionamiento de los asientos delanteros es eléctrico y la regulación del asiento no permite que quedemos muy cerca al volante, algo muy bueno pues existe una distancia del volante/timón que es segura y más cerca de eso los sistemas de seguridad pasiva no pueden protegernos igual, no quiero generalizar pero normalmente son las mujeres de baja estatura las que tienden a escoger una postura de conducción peligrosamente cercana al timón, afortunadamente (por su seguridad) en este Mercedes-Benz no lo van a lograr tan fácil, muy bien pensado por parte de los Alemanes.


Manejar el Clase C es un placer, la suspensión es cómoda pero firme en curvas, este compromiso entre comodidad y estabilidad no es fácil de lograr pues normalmente los carros de suspensión muy cómoda sacrifican la estabilidad en curva y resultan inclinándose mucho, pero el Clase C es bastante cómodo en este sentido, no llega al nivel de un BMW Serie 3 para tomar curvas lentas pero tampoco tiene su dureza que se puede convertir en un problema en las destrozadas vías Colombianas, sobre todo para alguien que no conozca  muy bien el enfoque de la marca y piense que un BMW Serie 3 va a ser un carro muy suave y cómodo por ser un compacto premium. Si desea un carro estable, capaz y cómodo el Clase C es la elección, si su enfoque es mucho más deportivo y prefiere los track days en el autódromo vaya a por el Serie 3.


La parte trasera tiene buen espacio para cuatro personas, como es normal en la mayoría de carros y SUV compactos, una quinta persona no va a ir muy cómoda en viajes largos, en el caso del Clase C el túnel central (esa protuberancia en el piso del carro que pasa por el centro) sobresale bastante y quita algo de espacio, así que el pasajero que vaya en el centro tendrá que llevar los pies bastante separados, por cierto esto del túnel central así de protuberante es debido a que por ahí pasa el eje cardán que transmite la potencia desde el motor hasta las ruedas traseras.

Los pasajeros de atrás cuentan con un apoyabrazos que tiene un pequeño cajón en su interior, muy útil para dejar el celular o como un espacio para llevar el botiquín de primeros auxilios, también se encuentran salidas de aire acondicionado en los puestos traseros.

Parte inferior trasera del Mercedes-Benz Clase C W204, la suspensión trasera es de tipo independiente y se alcanza a notar el diferencial posterior que delata su tracción trasera.
Otro punto clave en la conducción del Clase C es su tracción trasera o propulsión, me explico: normalmente en los carros compactos las llantas que impulsan al vehículo son las delanteras (tracción delantera), esto tiene su ventaja pues requiere menos tiempo de producción, se reducen costos de fabricación y este sistema ocupa menos espacio al no requerir un eje cardán que transmita el torque desde el motor hasta las ruedas traseras, sin embargo también tiene sus inconvenientes pues las ruedas delanteras tienen que cargar con más peso, deben hacer girar el vehículo y transmitir la potencia lo que las carga más, aparte cuando uno toma una curva acelerando de más, los carros de tracción delantera tienden al subviraje o a seguir "derecho" mientras que los carros de tracción trasera tienden al sobreviraje o a "hacer un trompo", lo segundo en muchos casos es preferible a lo primero y más fácil de corregir en "manos" con experiencia.


Motor, ¿CGI o Kompressor?
Pero dejemos de lado el excelente chasis y vamos con una de las partes más importantes de este C200: el motor M271, es un cuatro cilindros con 1.8 litros de cilindraje y turbocompresor, que desarrolla 184 caballos a 5250 rpm y 270 Nm de torque entre 1800 y 4600 rpm; toda esta potencia se transmite a las ruedas traseras a través de una caja automática de cinco velocidades y convertidor de par, la caja tiene un modo de uso "secuencial", es decir que uno puede seleccionar el cambio como si fuera una caja mecánica y también tiene dos modos de funcionamiento: sport y comfort; a diferencia de otras cajas de este tipo la del C200 sigue muy bien las ordenes que le damos, no es tan efectiva como la caja ZF de 8 velocidades que tiene BMW o la S-Tronic de Audi, pero sí me pareció muy similar (o incluso mejor) que la Multitronic CVT de 8 velocidades que tiene Audi en el A4 B8. Al final de su vida comercial el Clase C W204 recibió una caja automática de 7 velocidades, la 7G-Tronic.

Motor M271 en el Mercedes-Benz C200 del 2010, como en la gran mayoría de carros con tracción/propulsión trasera el motor va puesto de forma longitudinal (a lo largo del carro).
Ya que hablo del motor, tal vez ustedes hayan visto la sigla Kompressor en algunos de estos Mercedes-Benz que hace referencia al Supercargador y esto puede dar lugar a alguna confusión, los modelos anteriores al 2009 tenían este mismo motor de 1.8 litros con supercargador, que es un sistema de inducción forzada movido por el cigüeñal a través de poleas, después del 2009 Mercedes-Benz cambió este sistema por el turbocompresor que es un sistema de inducción forzada movido por los gases de escape, aunque en ambos casos la potencia anunciada por Mercedes-Benz es la misma (184 HP), el torque aumentó ligeramente con el turbo (270 Nm vs 250 Nm), aparte de eso al conducirlos se sienten muy diferentes, el Kompressor se siente más lineal, como si fuera un aspirado/atmosférico, en cambio el turbo (CGI) se siente más contundente y con más "patada", al acelerar hay un muy leve retraso y luego viene el empuje fuerte que hace que uno se pegue al asiento, personalmente prefiero el turbocompresor en este motor.

Turbocompresor del motor Mercedes-Benz M271
Seguridad
Pocas empresas automotrices dedican tantos esfuerzos a la seguridad de sus automóviles como Mercedes-Benz, y en este apartado el Clase C no defrauda, aunque la versión de esta prueba era del año 2010 encontramos frenos con ABS y asistente de franada BA, control electrónico de tracción y de estabilidad (ASR y ESP), doble airbag frontal, doble airbag lateral y airbags de cortina adelante y atrás, cinturones de seguridad con pre-tensionadores y limitadores de carga e incluso apoyacabezas activos (se acercan a la cabeza en caso que nos choquen por detrás para reducir lesiones en vertebras cervicales). 

Mercedes-Benz Clase C (2010) después de una prueba de choque lateral de la IIHS, las puertas fueron removidas después de la prueba, se aprecian la poca deformación sufrida por el paral "B" y los airbags laterales (curiosamente tiene dos por silla) y el airbag de cortina que va desde adelante hasta atrás.
Como opción inclusive estaba una de las primeras versiones del PRE-SAFE que podía anticiparse a un accidente usando el Control de Estabilidad (no radares como las versiones más recientes), y tomar algunos correctivos para minimizar las consecuencias del accidente, por ejemplo si el sistema detecta que un accidente es inminente pre-tensiona los cinturones de seguridad y mueve la silla a una posición segura (en caso de tener sillas con ajuste eléctrico), en caso de existir riesgo de volcamiento el PRE-SAFE de este modelo puede subir los vidrios y cerrar el sunroof automáticamente.

Todo esto, sumado a una carrocería rígida y bien diseñada le valieron la puntuación máxima de seguridad en pruebas de choque de EuroNCAP (cinco estrellas), la IIHS también premió al Clase C en el año 2010 donde obtuvo la calificación más alta. Aquí se puede ver el video de la prueba de choque lateral de la IIHS.




Otro punto asombroso de este Clase C fue la resistencia del techo, durante el test realizado por la IIHS donde se prueba la carga máxima que puede soportar el paral "A", este resistió 18.826 libras (8557 Kg) antes de deformarse significativamente, es decir podría soportar el peso de nueve Chevrolet Spark GT o más de cinco veces su propio peso, muy útil en caso de un volcamiento.


Luego vino el año 2012 y la nueva prueba de choque de la IIHS, llamada Small Overlap Crash Test, en esta prueba el carro se choca de frente pero solo con el 25% de su área frontal; esta prueba se convirtió en un dolor de cabeza para los fabricantes y en la primera tanda de pruebas la mayoría de vehículos probados fallaron, el Clase C W204 fue uno de ellos pero Mercedes-Benz tomaría cartas al respecto con la nueva generación que ya estaba en su fase de desarrollo, y es este el modelo que tendremos acá en la próxima entrega.


2 comentarios:

  1. Muchas gracias por tan completo informe, me gustaría saber si los modelos w204 el turbocompresor remplazo a los kompressor o a que te referías exactamente sobre lo que paso en el 2010 con el kompressor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Victor mecánicamente en los mdoelos 2010 se dio el cambio de supercargador a turbocompresor, en cuanto a la denominación con el cambio a turbocompresor se perdió la denominación "Kompressor" que era para las versiones con Supercargador.

      Eliminar